Decenas de pilotillos colocados en la avenida Bolívar de la capital, para separar un espacio seguro y exclusivo para bicicletas, no ha caído bien entre los conductores acostumbrados aprovechar todo el amplio de esa vía.

Muchos alegan que la acción de la Alcaldía del Distrito Nacional tiende a congestionar el tránsito en esa vía al reducir los espacios para rebase.

“Aunque la acción esté cargada de las mejores intenciones, la realidad es que está formando un caos en una vía donde el tránsito fluía sin problema”, expresó el doctor Porfirio Guzmán, quien reside en la zona.

Mientras choferes del transporte públicos y algunos conductores privados abogan porque se eliminen ya que el uso de la ciclovía es mínimo allí.

“Eso hay que quitarlo, ya que eso está haciendo tapones y dañando los carros. Cuando un vehículo choca con uno de esos muros se le va un pedazo. Los otros que tenían que eran de plásticos eran más efectivo”, expresó, José Acosta, chofer de carro público en la ruta de la Bolívar.

En un recorrido realizado por reporteros de este diario se pudo notar: Que al inicio de la ciclovía en la avenida Bolívar con calle Palo Hincado se forma un pequeño taponamiento, pero creado por los carros que hacen ruta por esa vía, no por los pilotillos.

“Esos muros han sido la mejor medida después de creada las ciclovías, ya que en un país donde los choferes de carros y guaguas se creen los dueños de la calle y para rebasar o coger un pasajero quieren pasarle por encima a quien sea”, según Emmanuel Vásquez, ciclista.

Además, se podría pensar que la ciclovía disminuye el tamaño de los carriles de las calles, pero no es así, ya que se puede observar que los dos carriles de la avenida Bolívar siguen con un tamaño para dos vehículos, por lo que en nada se incrementa la ralentización de los carros.

“Los carriles fueron reajustados y cuentan con las medidas establecidas por la Ley 63-17, esta condición incluso organiza mejor el tránsito, ya que se hace un mejor uso de la vía, evitando estacionamientos innecesarios, abuso de cambio de carril, y la reducción de velocidad”, expresó, Teresa Moreno, Coordinadora de la Bici-oficina de la Alcaldía del Distrito Nacional.

Aunque al momento de hacer este trabajo era poco el número de ciclistas usando la vía, lo que podría atribuirse a la hora o el tiempo (11:00 de la mañana de un jueves nublado).

Además de que se pudo notar como los motoristas transitaban por dicho carril a exceso de velocidad.

Otra cosa notoria era, que muchos choferes de guaguas y carros del transporte público, así como conductores privados en los lugares donde la ciclovía no tenía pilotillos la usaban para estacionarse y otros para rebasar.

Debe destacarse que este tipo de iniciativa que se empezó en la gestión del alcalde David Collado, y que ha sido y ampliado por la alcaldesa Carolina Mejía, obedece a un plan a futuro.

Este programa como se ha hecho en otros países tiene busca crear la costumbre, la conciencia y un marco regulatorio para integrar en el ordenamiento vial, las bicicletas como medio de transporte, económico y saludable.

Bicicletas y la covid

Con el surgimiento del coronavirus y las medidas de distanciamiento social, muchos países para frenar el avance del virus, algunas ciudades han empezado a rediseñarse y la bicicleta se perfilan como medio de transporte ideal cuando las condiciones lo permitan.

UN APUNTE

Recursos

El financiamiento de las estructuras de las ciclovías proviene de fondos de la Alianza de Ciudades Saludables (Bloomberg Philanthropies), ya que Santo Domingo tiene el compromiso de apoyar la agenda de desarrollo sostenible 2030. EL NACIONAL