Al menos dos millares de partidarios del presidente Donald Trump recorrieron este domingo en automóviles calles de Miami para apoyar la reelección del republicano y como homenaje a bomberos que participaron en labores de rescate del 11-S, según indicó la organización del evento.

La comitiva de alrededor de 1.000 vehículos, denominada “Mother of all caravans” (La madre de todas las caravanas), partió del Central Park de Doral, ciudad aledaña a Miami con banderas estadounidenses que salían por las ventanillas.

El lema en pancartas y a viva voz fue “Four more year” (cuatro años más).

El recorrido fue de unas 20 millas (32 km) y llegó hasta Hialeah, la ciudad más hispana del sur de Florida, con mayoría de cubanos.

Entre los manifestantes había personas de todas las edades, incluyendo niños, y muchos se identificaron como cubanos, venezolanos y colombianos.

Estos se entremezclaban con otros manifestantes de aspecto anglosajón que solo hablaban inglés.

Ariel Martínez, de la agrupación Cubans4Trump y uno de los organizadores del evento, dijo a EFE que imprimió y distribuyó 3.000 copias con la ruta.

“Hubo gente incluso que no alcanzó, así que imagina la cantidad de personas que vinieron”, afirmó.

“Con esta caravana quiero que se sepa, más que nada, el apoyo que tiene Trump en el sur de Florida”, detalló Martínez, que ha organizado anteriormente “eventos, protestas y debates contra demócratas”.

Martínez confirmó la salida de otras cuatro caravanas hoy en varias ciudades de Florida, aunque, dijo, “la más grande fue aquí”.

La convocatoria, que también a la policía en el homenaje, se extendió a Orlando (centro de Florida), Cocoa Beach (costa este), Fort Myers (oeste) y Jacksonville (noreste).

“¡Este es el GRANDE! Únase a nosotros y sea parte de la historia mientras mostramos nuestro apoyo al presidente Donald J. Trump y honramos a nuestros valientes policías y bomberos en conmemoración del (..) 11 de septiembre”, se lee en la convocatoria de Miami en las redes sociales.

Adele González, una usuaria de Facebook, sugirió hoy “a todos los que asisten (..) que nos vistamos de rojo solo para hacer una declaración más fuerte. Por favor comparte”.

Por su parte, la periodista Jill Cueni-Cohen, que tiene una página en internet dedicada a los sucesos del 9-11, transmitió en directo desde su automóvil la caravana.

“Es la hora de Trump. Mercy y yo vamos a estar en la Madre de todas las caravanas hoy! ¡Estén atentos!”, escribió.

A su lado iba una señora que al igual que la periodista hablaba a cámara en inglés y dijo ser hija de cubanos y nacida en Estados Unidos.

Cueni-Cohen es autora del libro “Like It Was Yesterday. A Journalist’s Files Since 9/11” (Como si fuera ayer. Archivos de un periodista desde el 11 de septiembre), unos sucesos que narra a partir de su visita a la zona cero del desastre ocasionado por los ataques terroristas de ese día de 2001.

De cara a las elecciones del 3 de noviembre, Trump está 17 puntos por detrás del candidato demócrata Joseph Biden en una encuesta en el condado de Miami-Dade publicada el pasado martes.

Sin embargo, tiene más simpatías entre los hispanos y puede ganar el estado de Florida como lo hizo en 2016.

El sondeo de la empresa Bendixen & Amandi International y el diario Miami Herald le dan a Biden un 55 % de la intención de voto y a Trump un 38 %, con un margen de error de +/- 4,4 puntos.