Canadá llamó el martes a todos sus ciudadanos a salir de Haití, debido a las consecuencias que provoque la crisis de combustible en ese país.

A través de su cuenta de Twitter, el gobierno canadiense advirtió a sus nacionales que si su presencia en el país caribeño no es esencial, considere abandonar la nación de forma segura.

En la cuenta de consejos de viaje del Gobierno de Canadá para canadienses que viven y viajan al extranjero, expresan su temor a que el aeropuerto se vea afectado sin previo aviso debido a la escasez de combustible que afecta a esa nación.

“Hay escasez de combustible en todo Haití, los servicios esenciales podrían verse interrumpidos. Planifique en caso de escasez de agua, alimentos y otros artículos esenciales”, advirtieron las autoridades el pasado 27 de octubre.

Ya varios hospitales y proveedores de telecomunicaciones de Haití han interrumpido sus debido a la escasez de combustible causada por el creciente control de las bandas criminales sobre la capital

El presidente Luis Abinader hizo una advertencia parecida el pasado 24 de octubre cuando dijo a los dominicanos no ir a ese país ante los peligros y el caos que se ha presentado en las últimas semanas, producto de una crisis sociopolítica que se ha intensificado tras el magnicidio del presidente Jovenel Moise.

Estados Unidos fue otro de los que aconsejó a sus ciudadanos no viajar a Haití, especialmente porque, sostiene, los secuestros tienen como objetivo a los estadounidenses.

Desde el pasado 16 de octubre fue secuestrado un grupo de misioneros estadounidenses cuando volvía de un orfanato en el área este de Puerto Príncipe controlada por uno de los grupos criminales más poderosos de Haití.

Las pandillas delictivas controlan buena parte de Haití y han cometido este año 782 secuestros a cambio de dinero, dijo el Centro de Análisis e Investigación de Derechos Humanos que tiene su sede en Haití.