A una semana de haber concluido los trabajos de la denominada Ruta de la Limpieza, iniciados hace algo más de dos meses por el Ayuntamiento de Santo Domingo Este (ASDE), el Ministerio de Proyectos Especiales de la Presidencia (Propeep) y la Liga Municipal Dominica para retirar los vertederos improvisados de basura, en las vías del municipio aún persiste problema.

En un recorrido realizado por un equipo de este diario para observar de primera mano la situación de los cúmulos y recogida de basura en algunos sectores de la circunscripción 1, se pudo comprobar que en los alrededores del Faro a Colón y en la avenida Iberoamericana había más de 10 vertederos con una gran cantidad de desperdicios.

También fueron vistos en la misma vía otros nueve basureros con menos cantidad de basura y con aparente evidencia de que con anterioridad la basura de estos ya había sido recogida por camiones recolectores. Estos basureros son originados por los residentes en barrios circundantes y por conductores que transitan por el lugar.

“Le diré esto, que no puedo hacerlo ya que trabajo en ayuntamiento y no debo hablar sin autorización, claro que tiene que haber problema si la empresa Danco, contratada para recoger la basura en este sector, solo envía la mitad de los camiones que debería y de esa mitad se daña la otra”.

La fotografía muestra un basurero en la avenida marginal de Las Américas. La basura se sigue acumulando en los alrededores del Faro a Colón.

Algo que se pudo observar en la zona fue un camión recolector con la apariencia de una “máquina zombi”, por lo destruido que se veía y la forma lenta y dificultosa de su desplazamiento. Es bueno señalar que dos hombres apenas con pedazos de madera a manera de pala eran los que introducían los desperdicios en el enorme aparato.

Lugares limpios

Este recorrido de manera parcial por algunas calles de barrios como: Los Mina, el Rosal, Los Trinitarios, Mi Hogar, Cansino, Los Mameyes, ensanche Ozama, Villa Faro evidencio limpieza y poca basura.

La Ruta de la Limpieza tenía además la intensión de eliminar el vertedero a cielo abierto ubicados a orillas del río Ozama en el sector de Cansino II que por más de dos décadas ha operado como uno de los principales focos de contaminación más que afecta al mar caribe cuando hay fuertes lluvias. EL NACIONAL