Previo al cierre permanente de los carriles del puente Juan Bosch para la reparación de las juntas, las vías de la infraestructura se observan con congestionamiento vehicular debido a los desplazamientos masivos hacia el Distrito Nacional en horas de la mañana.

La directora de Movilidad Sostenible del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), Alexandra Cedeño, expresó continúan las pruebas de poner en contraflujo los carriles del puente Juan Bosch, el cual será cerrado para el remozamiento de sus juntas.

Reiteró que a partir de la siete de la noche de este viernes se iniciará el operativo con el cierre permanente, que iniciará con los dos carriles derechos.

Sostuvo que se ha realizado un desplegué de los agentes de la Digesett para las pruebas, al mismo tiempo, anunció la puesta en contraflujo del uno de los carriles del puente Flotante.

Llamó a los conductores a utilizar el Flotante en sentido este-oeste.

La cantidad de juntas a colocar son seis, en seis carriles con un ancho de 3.65 metros cada uno. Las nuevas juntas, que son del tipo Transflex 400 y 900, tienen un costo total de 48 millones de pesos y con una vida útil de 15 años. Su fabricante es la firma española Trelleborg Izarra.

El puente Juan Bosch, que se erige sobre el río Ozama, tiene 648 metros de longitud y 30 de ancho, y fue construido hace 20 años. Comunica el municipio Santo Domingo Este con el Distrito Nacional, y es una vía expedita para el fuerte flujo vehicular que se registra de manera continua desde y hacia la región Este del país.

Rutas

Una de estas es tomar la calle Jacinto de la Concha y girar en la avenida México para desplazarse por el Puente Flotante o el Ramón Matías Mella, para llegar desde el Distrito Nacional a Santo Domingo Este.

Similarmente para cruzar hacia la zona oriental tomando la calle Josefa Brea, doblando en la avenida México, para cruzar los referidos puentes.

Destacó que para trasladarse de hacia el DN, puede tomar la avenida Barceló para cruzar el Puente Flotante. EL CARIBE