El repunte que han tenido los precios del petróleo en estas últimas semanas no ha sido motivo para alejar las preocupaciones de los miembros de la OPEP con relación a lo que pasará en el futuro inmediato. En un panel virtual organizado por el consejo Empresarial Canadá-EAU, el secretario general de la OPEP expresó que el precio del petróleo aún no está fuera de peligro, un retroceso de estos precios puede ocurrir en cualquier momento. En la actualidad aparecen ofertas por encima de los 39 dólares el barril, pero el aumento de casos de covid-19 que parece salirse de control, podrían llevarlo por debajo de los 35 dólares.

La demanda del petróleo crudo es de alta volatilidad y está relacionada principalmente con el nivel de crecimiento de la economía mundial, mientras que la oferta es controlada por un reducido número de países que muchas veces sus intereses obstaculizan y reducen la capacidad de maniobrar para ajustar rápidamente la producción a la demanda, ocasionando un aumento de los inventarios, creando inestabilidad e incertidumbre en el mercado.

En la actualidad, los países miembros de la OPEP+ saben que hay demasiado petróleo crudo en el mercado, incluso con las reducciones récord de la producción en Estados Unidos y el llamado recorte histórico de la producción por parte de la OPEP y Rusia, la Administración de Información Energética de Estados Unidos informó que las reservas mundiales de petróleo estaban a finales de mayo en 1,400 millones de barriles por encima de lo que estuvieron a finales de 2019.

La demanda de productos derivados del petróleo como la gasolina y el combustible para aviones, esta empezando a repuntar, pero en el sector de la refinación hay tres cuestiones que se están interponiendo en el camino de la subida de los precios del crudo que podrían lastrarlos durante algún tiempo. Primero, la superabundancia de productos refinados en el mercado, Segundo, el nivel de utilización de la capacidad de las refinerías todavía es demasiado alto y Tercero; bajos márgenes de beneficio que desincentivan el aumento de la actividad de refinación. Según el Wall Street Journal, los márgenes de refinación para los refinadores estadounidenses han disminuido considerablemente desde mediados de marzo.

La reducción de los inventarios de crudo en los Estados Unidos y el buen ritmo de las reaperturas económicas alrededor del mundo, han contribuido al alza de los precios de los combustibles. Para la semana del 4 al 10 de julio, el MICM ha dispuesto que los combustibles se comercialicen a los siguientes precios:

Gasolina Premium se venderá a RD$204.30 por galón sube RD$0.20 por galón.
Gasolina Regular se venderá a RD$193.50 por galón sube RD$1.30 por galón.
Gasoil Regular se venderá a RD$146.90 por galón sube RD$1.90 por galón.
Gasoil Óptimo se venderá a RD$157.70 por galón sube RD$1.20 por galón.
Avtur se venderá a RD$110.30 por galón baja RD$3.40 por galón.
Kerosene se venderá a RD$133.70 por galón baja RD$3.70 por galón.
Fuel Oíl #6 se venderá a RD$ 98.00 por galón baja RD$1.00 por galón.
Fuel Oíl 1%S se venderá a RD$106.20 por galón baja RD$1.30 por galón.
Gas Licuado de Petróleo (GLP) venderá a RD$103.00/galón: baja RD$3.30 por galón.
Gas Natural RD$28.97 por metro cúbico, mantiene su precio.

La tasa de cambio promediada es de RD$58.25 según sondeo realizado por el Banco Central.