La alcaldesa del Distrito Nacional (ADN), Carolina Mejía, inauguró formalmente el Bulevar de Honduras, en la Avenida Independencia.

En un acto que contó con la presencia de decenas de comunitarios, regidores y colaboradores del cabildo, la alcaldesa hizo entrega a este sector de esta obra para el disfrute de toda la comunidad, que busca mejorar la calidad de vida de los que allí viven y que, además, refleja el compromiso de la gestión de Mejía de devolverle a los capitaleños y capitaleñas espacios públicos dignos y una ciudad más limpia, ordenada, habitable, y segura.

“Hace hoy justamente 2 meses que, en un recorrido por Honduras junto a varios directores, decidimos que acondicionar esta área no debía esperar más. Hoy con mucha alegría le entrego a nuestra gente este hermoso bulevar, un espacio hecho para que lo disfruten y al que deberán comprometerse a proteger y preservar”, sostuvo la alcaldesa del Distrito Nacional.

El proyecto de construcción del Bulevar de Honduras abarcó la demolición de los remanentes de la intervención anterior que se encontraba en ruinas, fueron acondicionados aproximadamente 3,880 metros cuadrados de isleta. También, el ADN realizó trabajos de iluminación, jardinería nueva, así como la preservación del importante arbolado existente.

“Este proyecto que entregamos es reflejo del compromiso que siempre he tenido como alcaldesa, recuperar nuestros espacios para que nos sintamos felices en nuestra ciudad”, resaltó durante el acto.

Este bulevar cuenta con elementos de accesibilidad universal como rampas y cambios de nivel estandarizados, señaléticas adecuadas para orientar a los y las visitantes sobre el correcto uso del espacio. Fueron construidos más de 900 metros lineales de contén, y se ha integrado mobiliario urbano, así como la rectificación de imbornales para que el drenaje pluvial funcione adecuadamente.

De igual forma, para contribuir con la sostenibilidad ambiental fueron plantamos 51 árboles nativos de las especies Gri Gri Almácigos en el referido Bulevar.

Destacar que, para la ejecución de esta obra, la Alcaldía del Distrito contó con el apoyo del Grupo Mejía Arcalá, que donó los bancos, mientras que Banreservas colaboró con la donación de la señalética que indica a los munícipes las reglas del espacio.