Los fiscales federales en Miami acusaron este miércoles a cuatro residentes de Florida que supuestamente comercializaron “Miracle Mineral Solution” (“MMS”) de un blanqueador tóxico, como una cura para el covid-19.

Los cargos son entre otros, conspiración para cometer fraude, además de violar las regulaciones federales de seguridad de medicamentos.

Mark Grenon, de 62 años, y sus hijos, Jonathan Grenon, de 34 años, Jordan Grenon, de 26, y Joseph Grenon, de 32, todos de Brandenton, cerca de Tampa, en la costa oeste de Florida, están acusados de fabricar y vender una solución química que contiene clorito de sodio y agua, según Ariana Fajardo Orshan, fiscal federal para el Distrito Sur de Florida.

Los Grenon, que se llaman a sí mismos, “obispos” de la iglesia ‘Genesis II’, afirman que MMS puede tratar, prevenir y curar el covid-19, según los videos publicados en su sitio web.

“Los Grenons supuestamente ordenaron a sus clientes que ingirieran MMS por vía oral, lo que hace que la solución se convierta en dióxido de cloro, un poderoso blanqueador, típicamente utilizado para el tratamiento de aguas industriales o para blanquear textiles, pulpa y papel”, dijeron los fiscales en un comunicado de prensa el miércoles.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca en abril, el presidente Donald Trump promovió la idea de inyectar desinfectante como una posible cura para el covid-19. La idea de tratar enfermedades con lejía doméstica ha existido durante más de una década y ha sido condenada en repetidas ocasiones por el gobierno federal.

La Casa Blanca aclaró en abril que los comentarios de Trump sobre el desinfectante habían sido sacados de contexto y habían instado a las personas a buscar tratamiento contra el coronavirus solo después de consultar con sus médicos.

También conocido como CDS o dióxido de cloro, MMS es un coctel químico que se ha promovido durante al menos una década como una “cura milagrosa” para una serie de enfermedades, incluido el cáncer, el VIH e incluso el autismo.

Nunca ha sido sometido a un estudio científico serio y es ampliamente rechazado por la comunidad médica, pero recientemente ha llegado a los medios de comunicación de extrema derecha y a los círculos proTrump.

La Iglesia de la Lejía

Originalmente fue formulado en 2006 por un excienciólogo, Jim Humble, quien creó una organización llamada ‘Génesis ll, la Iglesia de la Salud y la Curación’, que es básicamente un sitio web en línea donde los seguidores publican videos instructivos y venden su coctel de cloro.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) dice que ha recibido informes de personas que requieren hospitalizaciones, que desarrollan afecciones potencialmente mortales y mueren después de beber MMS.

En declaraciones de advertencia oficiales anteriores, la FDA ha instado encarecidamente a los consumidores a no comprar ni usar MMS, explicando que beber MMS es lo mismo que beber cloro y puede causar efectos secundarios peligrosos, incluidos vómitos severos, diarrea y presión arterial baja potencialmente mortal.

La acusación de la Fiscalía de Miami, alega que, antes de comercializar MMS como una cura para el covid-19, los Grenons comercializaron MMS como una cura milagrosa para docenas de otras enfermedades y trastornos graves, como cáncer, Alzheimer, autismo, esclerosis múltiple y VIH/sida, a pesar de que la FDA no había aprobado MMS para ningún uso.

Los Grenons supuestamente vendieron decenas de miles de botellas de MMS en todo el país, bajo la marca de ‘Génesis II Iglesia de Salud y Curación’, una entidad que supuestamente crearon en un intento de evitar la regulación gubernamental de MMS.

Según los documentos de la acusación federal, los propios sitios web de Genesis describen a Genesis como una “iglesia no religiosa”, y el acusado Mark Grenon, cofundador de Genesis, ha reconocido repetidamente que Genesis “no tiene nada que ver con la religión” y que él fundó Genesis para crear una manera engañosa de evitar la ley.

Grenon dice tener un centro de restauración de salud en Colombia.

Los cargos penales contra los Grenons alegan que ignoraron órdenes judiciales previas para detener la distribución de MMS. Según una declaración jurada presentado por la fiscalía, los Grenon enviaron cartas al juez que presidía el caso civil diciendo que no cumplirían con las órdenes del Tribunal. Los Grenon también amenazaron con violencia en las cartas.

Mark Grenon dijo en abril que escribió a la Casa Blanca para protestar contra la orden judicial. En su carta, autodenominado “obispo” de Génesis II, le dijo a Trump que el dióxido de cloro es “una desintoxicación maravillosa que puede matar al 99% de los patógenos en el cuerpo” y “puede eliminar el covid-19 del cuerpo”.

En un video publicado en línea, Grenon atacó a la FDA. “Como iglesia, no podemos aceptarlo”, dijo. “¿Quiénes son? No son nadie. Son una maldita agencia que ni siquiera hace su trabajo”.

Univision Noticias escribió a Grenon en busca de comentarios, pero no recibió una respuesta inmediata.

Catherine Hermsen, comisionada asistente de la Oficina de Investigaciones Criminales de la FDA, dijo que “hacer afirmaciones de que medicamentos no probados, especialmente productos de dióxido de cloro potencialmente peligrosos y no aprobados, pueden curar o prevenir el covid-19 o cualquier otra enfermedad es inaceptable”.

UNIVISION