Falleció la nefróloga Rosi Gil y su hijo de cinco años, quienes permanecía en condiciones críticas desde el pasado 24 de febrero, tras un trágico accidente de tránsito en el que también resultaron gravemente heridos otros tres miembros de la familia.

El deceso de la doctora se produjo la mañana de este jueves, mientras que el niño Matías falleció anoche.

Según se informó, el ginecólogo César Ávila, esposo de Gil, está rebasando la gravedad producto de los golpes sufridos durante el accidente. El padre del doctor Ávila también se recupera. Sin embargo, la niña de la pareja se encuentra en condición de salud delicada, hasta el momento.

La familia resultó herida durante un triple choque que se registró en La Romana, próximo a la entrada del complejo turístico Casa de Campo. DIARIO LIBRE