Residentes en barrios del Gran Santo Domingo empezaron a acatar el toque de queda dispuesto por el Poder Ejecutivo mediante el decreto 346-21.

A las 8:00 de la noche, los dueños de colmados, tiendas y otros comercios, empezaron a desenrollar sus puertas plegables.

Asimismo, la gente empezó a marcharse de esos lugares y una hora más tarde, reinaba la quietud en los barrios.

Sólo se mantenían prestando servicio las farmacias y vendedores de frituras colocados en las calles.

Reporteros de LISTÍN DIARIO recorrieron barrios de la capital, así como arterias comerciales y pudieron constatar que la gente empezó a recogerse cuando inició el toque de queda.

Entre los barrios visitados se destacan Villa Juana, Villa Consuelo, Ensanche la Fe, Ensanche Luperón, Capotillo, 27 de Febrero, Villas Agrícolas, Ensanche Kennedy, San Carlos, Mata Hambre, Ensanche Ozama, así como las avenidas Padre Castellanos, Duarte, 27 de Febrero, John F. Kennedy, Abraham Lincoln, Winston Churchill, Italia, Rómulo Betancourt, Independencia, José Contreras y otras, donde se observó que el comercio cerró casi en su totalidad en la primera media hora de iniciar el toque de queda.

De igual forma, las grandes plazas y cadenas de supermercados cerraron sus puertas, aunque el tránsito vehicular arterias comerciales y barrios se desarrolló con normalidad.

El presidente Luis Abinader oficializó el nuevo horario del toque de queda para el Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo, atendiendo al repunte en los casos de coronavirus en esas demarcaciones, como forma de frenar su avance.

El nuevo horario de toque de queda inicia a las 8:00 de la noche hasta las 5:00 de la madrugada todos los días, con tres horas de libre tránsito para que los ciudadanos regresen a sus hogares, hasta el viernes 11 de junio de este año. LISTIN DIARIO