El presidente Luis Abinader mantuvo una apretada agenda de actividades ayer, en la provincia de La Altagracia, que inició con la inauguración de una unidad de quimioterapia.

Esta actividad se realizó en el Hospital General y de Especialidades Nuestra Señora de La Altagracia (HGENSA) de la referida localidad, representando para el Estado una inversión de 3.4 millones de pesos.

La misma contará con cuatro cubículos, equipados adecuadamente para atender a los pacientes que recibirán quimioterapia; un área de recuperación; dos consultorios (uno de ginecología y otro general); sala de espera y una estación de enfermería, según el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Mario Lama.

Asimismo, la gobernadora de la provincia Martina Pepén, resaltó la necesidad que tenían los comunitarios de estas nuevas instalaciones, al expresar que la unidad de quimioterapia constituye una la solución para muchos pacientes.

Proyectos
En esa actividad, Abinader adelantó que el Gobierno está trabajando en un proyecto de construcción de tres unidades de trauma a nivel regional, en las provincias de La Altagracia, Azua y Valverde para el próximo año.

El jefe de Estado justificó su decisión al afirmar que República Dominicana se encuentra entre los países con mayor cantidad de muertos por accidentes de tránsito, por lo que estimó como necesarios estos centros.

“Puedo anunciar también que aquí ya empezará el proceso para construir una unidad de trauma regional. Ustedes saben que nuestro país tiene una de la mortalidad por accidentes de tránsito de la más altas del mundo y nosotros tenemos preparados para el próximo año tres unidades de trauma: una en Higüey; otra en el hospital de Azua, en el Taiwán y otra en el hospital de Valverde, Mao”, dijo el mandatario.

Igualmente informó que pretenden instalar diez unidades de hemodiálisis en todo el territorio nacional.

Tras la inauguración de la unidad de quimioterapia, la agenda presidencial se trasladó a la comunidad de La Otra Banda, donde Abinader dio el primer picazo en la circunvalación que llevará el mismo nombre que el referido poblado.

Esta obra costará más de 850 millones de pesos, reveló el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Deligne Ascención.

Dicha vía tendrá una extensión de 8.5 kilómetros, con dos carriles de 3.60 metros, paseos laterales de 1.80 metros, velocidad de diseño de 80 kilómetros por hora, y, además de La Otra Banda, conectará con la zona turística de Bávaro y el municipio de Higüey.

Similarmente aseguró que algunos dueños de los terrenos que serían impactados por la construcción de la circunvalación mostraron su disposición de donarlos.

“Esto abarca una extensión de 8.5 kilómetros, dos distribuidores y un puente sobre el río Duey, lo que implica que es una obra de gran inversión muy importante, que multiplica varias veces lo que inicialmente había sido estipulado”, indicó Ascención.

Posteriormente, el presidente inauguró la carretera Jobo Dulce-Higüey, en la que se invirtió 336 millones de pesos.

Esta carretera tiene una longitud de 8.35 km, y recorre desde la Autovía del Coral hasta Higüey y, según las autoridades, esta vía facilitará la comunicación terrestre de los viajeros de distintos lugares de La Altagracia.

JORNADA
Encuentro.
Además de esas actividades, el presidente participó en otros encuentros, entre ellos un almuerzo con la dirección política del Partido Revolucionario Moderno (PRM), así como un encuentro con el obispo de la Diócesis de Nuestra Señora de La Altagracia, Jesús Castro Marte. LISTIN DIARIO